Home / epidural / Uso De Anestesia Epidural Durante El Parto: Beneficios Y Riesgos

Uso De Anestesia Epidural Durante El Parto: Beneficios Y Riesgos

Una epidural  es aquella que aporta un alivio continuo del dolor en el tren inferior de su cuerpo y le permite permanecer completamente consciente. Disminuye la sensación pero no da lugar a una falta total de sentimiento.

La medicación se subministra  usando un catéter, que es un tubo hueco muy delgado y flexible, que se inserta en el espacio epidural justo fuera de la membrana que rodea la médula espinal y el fluido espinal. Una epidural es el método más comúnmente utilizado para aliviar el dolor del trabajo de parto en todo el mundo.

Para permitir que se inserte el catéter, la mujer que va a dar a luz se acurruca sobre un costado o se sienta en el borde de la cama mientras un anestesista o enfermera anestesista limpia la espalda, inyecta el área con medicamento anestésico y cuidadosamente guía una aguja en la parte inferior de la espalda. (Esto puede sonar doloroso, pero para la mayoría de las mujeres, no lo es).

Luego, el anestesiólogo o la enfermera anestesista pasa un catéter a través de la aguja, retira la aguja y pega el catéter en su lugar para que se administren medicamentos a través de él, según sea necesario. Puede acostarse en este punto sin molestarle el catéter.

Primero, se le administra una pequeña “dosis de prueba” de medicamento para asegurarse de que la epidural se colocó correctamente, seguida de una dosis completa si no hay problemas. La frecuencia cardíaca de su bebé se monitorea de manera continua , y su presión arterial se toma cada cinco minutos más o menos por un tiempo después de la epidural para asegurarse de que no está teniendo ningún efecto negativo.

El medicamento administrado por la epidural suele ser una combinación de un anestésico local y un narcótico. Los anestésicos locales bloquean las sensaciones de dolor, tacto, movimiento y temperatura, y el dolor embotado de los narcóticos sin afectar su capacidad para mover las piernas. Usados ​​en conjunto, proporcionan un buen alivio del dolor con menos pérdida de sensibilidad en las piernas y una dosis total más baja de la que necesitaría con una u otra.

Comenzará a notar el efecto adormecedor entre 10 y 20 minutos después de la primera dosis de medicamento, aunque los nervios de su útero comenzarán a adormecerse en unos pocos minutos. Recibirá dosis continuas de medicamentos a través del catéter por el resto del trabajo de parto.

También puede tener la opción de analgesia controlada por el paciente.

Lo que significa que puede controlar cuándo obtiene más medicamento a través de una bomba que está conectada al catéter. (La cantidad de medicamento que puede darse es limitada, por lo que hay pocas posibilidades de sobredosis).

Después de dar a luz a su bebé, se extraerá el catéter. (Si le han hecho una cesárea, a veces se deja el catéter para administrar medicamentos para el dolor postoperatorio). Quitarse el catéter no duele en absoluto más allá del escozor de la extracción de la cinta.

About lasmejoresmadres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *